31 enero 2007

-Inclinémonos ante Dios, que nos envió esta muerte- oí como les decía a las pocas personas congregadas en el cementerio, que se apiñaban para caber en la sombra de una acacia raquítica.
-Démosle las gracias, sí, démosle las gracias. Porque la muerte nos libera de las pasiones perniciosas, de las aspiraciones ridículas y de las búsquedas vacuas. ¿Sabéis qué representan todos aquellos anhelos que nos encienden? Nada, no son nada. La muerte no sólo alcanza a aquellos que han muerto. Deja al desnudo la nimiedad de los vivos, les recuerda que no son más que cenizas. La muerte es grande, porque es comprensiva e indulgente. Ve nuestras limitaciones, nuestra torpeza, nuestros pecados, y aún así nos espera con los brazos abiertos, a todos. Es condescendiente, pues a pesar de nuestra culpa, nos invita a su reino, un reino que es eterno, y sólo desea una cosa, ¡que entremos en él!
Miré a la gente que me rodeaba, ¿habrá entendido alguno de ellos las palabras del pastor? Cercaban el hoyo, silenciosos, tristes, frotándose las caras, viejas y sudorosas.

Ryszard Kapuściński (Pinsk, Bielorrusia, entonces parte de Polonia, 1932 - Varsovia 2007), Lapidarium IV

16 comentarios:

NáN dijo...

¡puffffff! Olusia, si te pasas por mis cielos, verás qué respingo de casualidad. (Solamente espero que mi tono sea menos duro, más somefunofthelife).

Ese señor, debía tener ojos por todas partes. Quizá sea algo que tendríamos que aprender: a abrirnos nuevos ojos.

robel dijo...

Tengo mucha curiosidad por saber:
¿Quién eres, Olusia? no en el sentido trascendental, ni en ese otro curricular, no no. ¿Quién trae aquí hoy a Ricardo Kapuscinski?

Es genial como el tipo recoje el discurso y le da la vuelta.

En efecto, nán, abramos los ojos (primero los que ya tenemos,
después nos inventamos más).

olka dijo...

básicamente alguien completamente perdido, que no sabe por donde empezar a servirse, y espera sugerencias, pistas, letreros de neón "aquí, pilla de aquí!!!". la muerte de kapuscinski es uno de esos letreros, y el texto, uno de los primeros que leí anoche, volviendo del trabajo. pensé que sería un homenaje perfecto para ese compatriota del que una pueda enorgullecerse (somos una nación orgullosa de nuestra identidad, aunque no lo parezca por el complejo de inferioridad, propio de la mayoría de los eslavos)

nán dijo...

la traducción, ¿de quién es?

Miguel Marqués dijo...

Olka es una catalana del norte, de sangre cosaca, a la que se le incendian los argumentos y los anhelos. Pone cafés cuando aún está oscuro y atraviesa a deshoras ciudades industriales del norte de Inglaterra en que los equipos de fútbol son mucho más importantes que los libros, o que el café, o que los cosacos. Sueña, entre otras cosas, buscar más norte, a ciudades más frías pero más cálidas, y recibir un día un paquete con un manual de literatura lleno de eñes.

Ésa es mi reseña, a bote pronto. Y sí, qué bien, Rob, qué toque tiene el hijo de los capuchinos éste para darle la vuelta a la polonesa. Me gusta mucho la doble bofetada, yo a veces me pongo la COPE para enrojecerme el ánimo un poco y no terminar cayendo en la laxitud (más).

Igor (con candelabro retirándose) dijo...

Olka tiene luz y tiene ganas. Tiene energía y nostalgía.

Se multiplica en los nombres. Y en la acción. Y en el lenguaje y su uso.

Como ve, la literatura le ha reservado un estupendo vantage point, pero por suerte ella todavía no se ha enterado.

Nunca se sabe quién, de los que tienen esas reservas hechas, terminan por encaramarse. Los que nos acaban gustando se dividen en dos grupos, los que solo miran esa plataforma y manotean para llegar; y los que absorben luz y dejan su alrededor negro y no saben dónde están. Olusia es de las últimas.

Pero bueno, todo lo que digo usted lo sabrá ya de sobra si ha leído todo lo que ha ido escribiendo y comentando.

Dejaré encendidas las bujías de la escalera, por si desean retirarse tarde.

olkuszka dijo...

es mía, hasta ahora todas lo han sido. te la dedico, por tu aniversario (sólo si te gusta, si no, me esforzaré más la próxima vez y entonces te lo dedicaré, ese esfuerzo)
es a mí a quien estabais resumiendo? es extraño verse reflejada en retinas ajenas, devuelven imágenes que dan que pensar. gracias por esas reseñas =)

p.d. miguel, qué es la COPE? ya sé que podría mirarlo por ahí, pero me gustan tus explicaciones

nán dijo...

¿Que si me gusta dices? ¿Por qué crees que pregunté? ¡Me encanta!

Lo que dices del esfuerzo está muy bien. A veces, ver el esfuerzo, sentirlo, es lo máximo. Pero hay un tiempo para cada cosa y ahora es tiempo de resultados, para estar seguros. Por lo menos que lo esté alguien. Da tranquilidad lo bien que está.

Me guardo esta traducción dedicada, junto con la de un poema dedicada también por MIG (¡habría que haberos visto juntos!). Gracias, Olkusia.

¡Por favor, por favor, por favor! MIG. Yo también quiero que nos expliques qué es la COPE. Que precisamente lo expliques tú.

robel dijo...

Encantado entonces, Olusia. Con estas presentaciones y la tuya propia (aunque no ha disminuido mi curiosidad) me doy por satisfecho (de momento)

Y sí, yo también quiero que Miguel explique que es la COPE.

Lara dijo...

Entonces
Miguel
no
explicará
lo
que
es
la COPE.

(Si encima te vieran, OlusiaOlka, si te vieran la cara...)

Belier Belcán dijo...

La cadena COPE (Cadena de Ondas Populares de España) es una de las principales cadenas de ámbito nacional de radio de España.

COPE es la marca utilizada por Radio Popular S.A., cuyos accionistas son la Conferencia Episcopal Española (50%), las diócesis (20%) y órdenes religiosas como jesuitas y dominicos.

(Fuente: Wikipedia)

;)

nán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nán dijo...

Ah, Lara lanza veldas amenazas si llegara el caso de que te viéamos, olk, la cara. Quizá nos podría pasar como a Pablo de Tartesos, que el rayo de la divinidad le derribó del caballo y se levantó ciego, para luego recuperar la vista y abandonarlo todo. Quizá debiéramos cegarnos nosotros mismos para evitar la contemplación. Quizá no deberíamos montar en caballo. Quizá debiéramos adelantar, ahora que se han terminado de momento las entradas personales que había preparadas, una de las dos entradas previstas sobre Magris (la de la chispa de la divinidad en el hombre) en los cielos de B.

Quizá lo mejor sea seguir leyendo sin miedo ni a lo sublime ni a lo siniestro, ni a lo que acoge ni a lo que sobrecoge. Ni a lo que encoge el corazón. Ni a lo que nos recoge en los brazos de la Pietà, que es el único consuelo que nos queda.

Quizás todo lo anterior, o solo una parte. Quizás decir adiós, ahora que es tiempo. Quizás sea el silencio y la escucha.

olusia dijo...

¿quién se da por satisfecho con el burdo "corta-pega"? yo no, quiero una explicación personalizada, que justifique además por qué es precisamente la COPE lo que te salva de caer en el marasmo =P

nán dijo...

piensa en la homeopatía, consistente en introducir pequeñas dosis del veneno que causa el mal.

Bueno, pues la COPE es la homeopatía a lo bestia. La conjunción de lo más reaccionario de este país. El espíritu de quienes poseyeron todo (la riqueza y el modo de dictar la manera en que la gente tenía que vivir) y lo quieren recuperar: iglesia + poder económico + la extrema derecha formada por los cutres de alma miedosa.

hay gentes raras, como MIG (conozco más), que necesitan esos chutes para no adocenarse.

Como no te lo iba a explicar, te lo explico yo y que me corrijan.

Ya lo había advertido Lara, mi querida queridísima Lara. (que no lo iba a contar).

Lara dijo...

Menos mal que estás ahí, apuntando, Nán.

Beso!