30 diciembre 2008

De Verónica


Soy un hijo de puta, pero si pellizcas mis labios le doy candela al corazón. Jugamos en un cuarto, los besos pájaros enredados, hojas de palmera, banderas podridas. Soy un hijo de puta el noventa por ciento de la semana, peleo con sombras, defiendo mi reino cochambroso, capullito pelado con el cerebro adormecido. Verónica, mastico tu nombre, y tus labios laten con malicia. Soy, te lo digo, un hijo de puta. Sabes cuánto duele y cómo me esfuerzo.

Cuando llorar no es suficiente recompondrás las piezas.

Di que me amas, dilo otra vez, dilo o, mejor, despega hacia la estratosfera, despliega máscaras con abrasiones de saliva, la mascarada de nuestro amor suicida.

Fallé.

Lo sé y lo siento.

Mi propia voz en off repite palabras, y si te vas me arrolla el frío, un coche cruje mi costillar y mi corbata, abrazado a los peces nocturnos con los ojos abiertos que copulan unos sobre otros en la profundidad azul petróleo del mar de los sargazos, y bebo cocacola entre tus muslos, escapo del tenedor eléctrico y esnifo cadaverina.

Somos viajeros siderales en un cuarto con vistas al desagüe, un animal hambriento en nuestra habitación secreta.

Lejos de tu boca, nena, soy, lo sé, un chucho acobardado, condenado a estar solo, medio muerto o medio vivo, y discretamente, poco a poco, meto la mano entre tus bragas, experimento tu carne nómada, solo y contigo, encolado, encoñado, encamado a tu clítoris como una bala de plata rosa.

Solo contigo, solo por ti, ya mereció la pena.


Julio Valdeón Blanco (Valladolid, 1976)

Primer capítulo de Verónica

10 comentarios:

Virginia Barbancho dijo...

Os dejo aquí una sorpresa que me ha llegado en forma de regalo Navideño. Ando metida entre sus páginas y disfrutando de su compulsión... ya os contaré qué tal...

ah! y Feliz 2009!

Besos,

V.

kika... dijo...

pues ya me contarás qué te parece, aunque sólo con esto me están dando ganas de leerlo!!!!

muchos besos y feliz 2009!
K

claudio dijo...

Los invito a visitar mi blog en el podrán encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Los saluda atentamente Claudio Tomassini

NáN dijo...

Lo estaba leyendo con atención y con cierto gusto, cuando ese "nena" me ha explotado. Tienes que decirnos más.

Virginia Barbancho dijo...

Pues la verdad es que sigue así o más todo el tiempo. Es un lenguaje bestial, muy interesante...

La historia, negra, muy negra... vamos, en la línea chunga de los últimos talleres, por cierto...

Lo llevo por si os interesa,

Besos!

V.

NáN dijo...

interesa

Lara dijo...

A mí me lo leíste por teléfono y me dejó intrigadísima. Iba a comentar aquí que el "nena" me ha dejado muerta (pero en el mal sentido), si pudiera arrancarlo lo arrancaría. Ya dice que es un hijodeputa, así que no veo por qué lo aliña con "nena". Nano ha dicho algo también sobre el apelativo, pero no sé si la explosión a la que se refiere es positiva o negativa.
Eso sí, me sorprende mucho que una novela negra tenga este tono!

Un abrazo

NáN dijo...

explosión negativa. de esas que te saca de la historia. Pero tampoco quiero juzgar por eso.

Virginia Barbancho dijo...

Pues igual que el "nena", también hay cosas que chirrían durante todo el libro. Para lo bueno y lo malo se utiliza un lenguaje muy arriesgado. En realidad, lo que más me ha gustado (y lo que más valoro) es precisamente eso. Ponerse el mundo por montera y escribir así... no me veo para hacer un análisis literario y menos de un libro como este, pero me quedo con ese riesgo que asume el escritor...

Definitivamente eso me ha encantado.

(lo llevo, Nán, lo llevo!)

NáN dijo...

Bueno, es que tú eres puro nervio con ojos verdes. Mil veces que te pongan la vida delante, mil veces que te das de topetazos con ella.

Yo, bien mirado, soy un cursi apalabreado.