14 diciembre 2006

Gerardo y Cristina anoche en Yucatán.

Antes que nada, una buena cena mexicana (carnitas michoacanas de surtido y maciza, memelas de pastor y de bistec):














Cristina con su memela de pastor:














Tomando las cervezas en Slavia (de mis bares favoritos):














Cristina en Slavia:














- - -

Nán, muchas gracias por el libro de Vila-Matas y la revista sobre tu bar! Excelente el dibujo en el que sales tú.

Miguel y Lara, gracias por el libro! Lara, Miguel me acaba de informar del incendio del almacén así que me siento honrado de tener una copia. Lo leeré con gusto!

Y gracias igual a Cristina por los libros de Javier Marías, y la visita corta pero intensa!

6 comentarios:

Miguel Marqués dijo...

Mieeeeerda Juan....

Esto es surreal!!!! Nos regocijamos pensando que esa cara de póker y esas coca-colas apenas empezadas significaban el principio de la noche y no el fin de la tarde jajaja.

A Gerardo lo conocí en Iowa en 2000. No lo he visto más en casi siete años. Con Cristina he hablado unas siete veces, dos de ellas en el metro, sobre cosas siempre interesantes, chisposas. Hace apenas un año que me la presentaron, recién caído yo en Madrid.

Ambos son encantadores. Y estos cruces, realmente excitantes.

Suerte, salud, amor :D

nán dijo...

¡Joder qué alegría veros! ¿Pero qué es eso de la cocacola? ¿Allí no se cena con mezcal, y los niños pequeños con tequila?

Abrazo enorme enorme, Gerardo.

nán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nán dijo...

pues que se sepa que, con mezcal o sin él, Gerardo ha puesto una entrada muy interesante en su Malverde. Sobre Bierce, y Blake y el exceso y... Mejor vayáis a verla.

Ay, estoy viendo la mesa de la pobre Lupita, a la que le queda nada para ocuparla de nuevo. Con lo contenta que se la ve ahí en las fotos.

(snif, snif).

Lara dijo...

Sí que es interesante, sí, ya me había asomado.

Pues nosotros anoche tomamos tequila de postre mientras hablábamos de vosotros, claro, de qué íbamos a hablar, y espero que os llegara el brindis (mi vaso casi se derrama y antes de pasar por mi boca manchó el pantalón de Miguel).

Envidia da veros, qué lejanos.

Espero que disfrutes con los libros.

Y que se te ocurra venir pronto, Gerardo, desde aquí los mileuristas te saludamos y te apremiamos a que vueles, mientras, intentamos ahorrar algo más de cincuenta céntimos al mes.

Gerardo dijo...

Miguel: jajaja agradezco la observación sobre la surrealidad!!! Me halagas. Gracias por la buena vibra y el libro que mandaste!

Nán: No sólo se cena con mezcal aquí y los niños con tequila, sino que fumamos mariguana desde la tierna edad de 6 años!

Jaja ya en serio, la pobre de Lupita traía una garganta raspada (que luego se le complicó en Playa del Carmen, ya te contará seguro) y no pudo acompañarme en las cervezas. En las primeras fotos estábamos comiendo carnitas michoacanas para cumplir el antojo de nuestra querida Cristina, y luego fuimos a Slavia, uno de mis bares favoritos de aquí.

Gracias también por mandar a la gente a mi blog! Ya puse ahí unos comentarios breves a las cuestiones que planteas.

Lara: Yo creo que el 2007 será el año en que finalmente conoceré a mi Madre Patria (mater pater?) :-D

Siempre he tenido ganas de conocer Madrid, pero ahora con ustedes ahí las ganas se han multiplicado! Ya nos veremos las sonrisas próximamente.