06 noviembre 2006

AMISTAD A LO LARGO
Pasan lentos los días // y muchas veces estuvimos solos. //Pero luego hay momentos felices // para dejarse ser en amistad.
Mirad: // somos nosotros.
Un destino condujo diestramente // las horas, y brotó la compañía. // Llegaban noches. Al amor de ellas // nosotros encendíamos palabras, // las palabras que luego abandonamos // para subir a más: // empezamos a ser los compañeros // que se conocen // por encima de la voz o de la seña. // Ahora sí. Pueden alzarse // las gentiles palabras // -ésas que ya no dicen cosas-, // flotar ligeramente sobre el aire; // porque estamos nosotros enzarzados // en mundo, sarmentosos // de historia acumulada, // y está la compañía que formamos plena, // frondosa de presencias. // Detrás de cada uno // vela su casa, el campo, la distancia.

Pero callad.

Quiero deciros algo. // Sólo quiero deciros que estamos todos juntos. // A veces, al hablar, alguno olvida // su brazo sobre el mío, // y yo aunque esté callado doy las gracias, // porque hay paz en los cuerpos y en nosotros. // Quiero deciros cómo trajimos // nuestras vidas aquí, para contarlas. // Largamente, los unos con los otros // en el rincón hablamos, tantos meses! // que nos sabemos bien, y en el recuerdo // el júbilo es igual a la tristeza. // Para nosotros el dolor es tierno. // // Ay el tiempo! Ya todo se comprende.
Jaime Gil de Biedma (Barcelona 1929 - íd. 1990)

11 comentarios:

Lara dijo...

Muy oportuno, Nán.

Lara dijo...

Muy oportuno, Nán.

Lara dijo...

O sea, sólo lo dije una vez.

Anónimo dijo...

Nunca encontré las palabras para mostrarte cómo tu presencia hecha palabra calmaba como un bálsamo el dolor de la herida.
Ahora, después de leerte, sé que compartiste mi carga más de lo que creí, por eso vuelvo a agradecerte tus cuidados.
Escribo "gracias", mas sé que no es bastante.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Nunca encontré las palabras para mostrarte cómo tu presencia hecha palabra calmaba como un bálsamo el dolor de la herida.
Ahora, después de leerte, sé que compartiste mi carga más de lo que creí, por eso vuelvo a agradecerte tus cuidados.
Escribo "gracias", mas sé que no es bastante.
Un fuerte abrazo.
winsta

Okr dijo...

Otra capa de cebolla que se cae...

Yo fui Okram, luego Okkram. A veces incluso Okramm. Ahora Okr. Algún día seré sólo O (¿círculo vacío o línea cerrada y eterna?: no, la O que me cuesta hacer con un canuto).

Las Playas de Siberia on behalf of Nán dijo...

AMISTAD A LO LARGO
Winstaniana cruza el maldito río heraclitiano (y bye, París59)

I
Quería deciros, ahora que voy a estar fuera hasta el próximo lunes, que Winsta reapareció solo para tranquilizarme y decir que estaba y yo desaproveché la oportunidad de decir "de acuerdo, Winsta, un abrazo" y me lancé a uno de esos comentarios demencialmente largos. Deciros que al menos le dije algo que he releído y creo que es cierto: que éramos como ángeles descarnados hablando con lo mejor que tienen, un poco como los de la peli de Wenders y Berlín. Hay una forma más sencilla de decirlo, diciendo amigos, aunque no tengamos mucha idea de quiénes somos o cómo somos: ideas contra ideas o sobre ideas. Quería deciros que cierra su página y ahora me doy cuenta, a posteriori, de lo mágicamente tranquilo y a gusto que estaba visitándola y charlando, desde que me atreví a hacer el primer comentario (tardé un poco, porque me asustaba el dolor que mostraba y las lecturas duras que ejercía). Hace bien en cerrarla, en cruzar el río y ser otra. También quería deciros que parte de su dolor se me ha traspasado y duermo peor (cuando habitualmente dormía, me dicen, como un niño). Pero decidme vosotros, que compartís las playas conmigo: el dolor que te llevas de un amigo, ¿reduce su dolor, como cuando ayudas a alguien a llevar una de sus dos maletas? Al menos a uno mismo le hace sentirse (a sí mismo, no necesariamente mejor).

II
Quería comentaros que aprovecho para "cerrar", en solidaridad, el alias de París59, que tanto se ha zumbado en estos últimos años contra derechistas, hasta que se me convirtió en un personaje con sustancia (con lo mejor y peor de mí) y expresó otras cosas. París59 se adelantó a Winsta en el cruce del río y ya es otro, el que suscribe, en la otra orilla. Quiero que el último París fiable y sensible fuera el de Winstaniana. El que quedó, bastante independizado, ya no es: desde ahora. Adiós, París, gracias por todo.
Ha aparecido más veces, pero ya era otro: nán le había quitado algo y lo veo peligroso (le conozco bien, he llevado dentro esa parte dura muchos años, ha conocido mucho). Me ha sorprendido su relación con Tanartino, ese hortera, porque daba salida a algo que hubo. He tenido (o sea, nán ha tenido) dos grandes relaciones de amor con mujeres, las dos fueron L, con la primera 3 años a la salida de la adolescencia, y con la otra L más de 30 que van ya y sumando. Pero que no se ofenda ninguna si digo que "ma plus belle histoire d'amour", breve y trágica, poco después de la primera L, fue un poeta y se llamó Eduardo. En recuerdo de aquello, dejo a París59 con Tan en el lado de allá del río, en el país de lo que nunca fue.
Pero como símbolo de nuestra ruptura os diré que fue en París, en 1959, cuando Guy Débord vio en una pared de Saint Germain des Prés la frase "Ne travaillez jamais", creando un espíritu que pasó a esos escritos hipnóticos de los situacionistas, imposibilitando su toma del poder pero preservando sus ideas. El nombre era un homenaje a ese otro tipo ¿imposible? de vida humana.

Pero esto iba de amistad, y quería dejar que lo explicara Gil de Biedma. Dedicado a todos los que a veces hacéis lo que dice Jaime. Y a los que están en el proceso de hacerlo... este poema de

Jaime Gil de Biedma

isobaras dijo...

Podrías pasar después de la O a la C, para abrirla,por si acaso...

Las Playas de Siberia dijo...

LPdS ha metido su larga mano, justicieramente.

Se ha decidido retirar de la vía pública todos los textos introductorios de más de tres o cuatro líneas para transferirlos, con su mismo ánimo y sin menoscabo de su intensidad, a la categoría de comentarios.

Lo he hecho con uno de Miguel Marqués, con otro de Nán y con otro de Lila Berger, y siempre con arreglo a lo dispuesto en las directrices generales famosas.

En adelante, ya sabéis: junto a la entrada publicada, un texto introductorio *breve*, de no más de tres o cuatro líneas. Si queréis más, en los comentarios, please.

Lo que comunico a V.I. para su conocimiento y efectos.

Un abrazo afectuoso a todos/as
LPdS

Okr dijo...

El Gran Hermano ha hablado.

Okr dijo...

No sé, ¿una C? Mejor una K, suena más radikal.