13 noviembre 2006

Sopa de Letras con poemas de Montale

En traducción de Mª Ángeles Cabré

Para L (de las playas) R (de la deriva) y M (de la sonrisa)

Tu edad me asusta,
te defiende y me acusa.
Desconoces el viento de la angustia
con su pesada carga, pero te sobrevuela
el favor de una musa que me encuentro
en el rostro. Quizá traduciremos
mañana algún verso de Emily
juntos.


Para (cómo no) W, hasta el tiempo en que hable alguna vez de ella conmigo

RICORDO
Sólo ella advertía los sonidos
de mi silencio. Temía
a veces que escapase el tiempo
hostil mientras charlábamos.
Después de eso he perdido la memoria
y ahora me encuentro hablando
de ella contigo, entre espirales de humo
que disimulan nuestra turbación.
Y es esto lo que noto en mí
cambiado: el sentimiento, de por sí informe,
en este hoy que es sólo de añoranza.

¿Cómo no repetirlo en italiano?:
in quest'oggi che è solo di rimpianto.

Eugene Montale (Génova 1896 - Milán 1981), Diario póstumo (1996), Ediciones de la rosa cúbica (Barcelona)

10 comentarios:

Lara dijo...

De pronto, veo esto tan silencioso...

Las paredes hacen como eco frío.

Está bien, de cualquier forma.

Gracias por los poemas...

nán dijo...

Lara, ¿me entiendes tú, además de W, que no me va a leer, cuando digo que "in quest'oggi che è solo di rimpianto"?

La tua etá m'impaura, pero, A noi rimane la speranza che qualche // anachoreta distilli resine dorate // dai tronchi marescenti del sapere (nos queda la esperanza de que algún anacoreta destile resinas doradas de los troncos putrescibles del saber).

Bueno, hoy todo de Montale con la traducción de quien dije en el post.

Posiblemente, algunos de los que se horrorizan de la violencia última de estas playas, lean embelesados a Rimbaud. "Hipócrita lector, mi semejante, mi hermano".

Anónimo dijo...

Una mañana mientras desayunaba, alguien en la radio habló de Montale y del "mal de viure".
Luego de buscar y comprar alguno de sus libros se hizo para mí imprescindible tenerlo cerca.
Un abrazo muy fuerte.
winsta

Anónimo dijo...

emocionante

NáN

isobaras dijo...

Qué bonitos, nán ^_^

isobaras dijo...

Por cierto, tengo ganas de escuchar a alguien cantar. ¿Alguien se sabe alguna?

nán dijo...

Tu delicadeza, Isob, me sorprende siempre. Todavía no me he habituado a ella (ni pretendo hacerlo).

Yo me sé Le Meteque, de Moustaki, que estaría bien colgar como apéndice de un relato en el que esa canción tiene su papel de atmósfera.

El relato, o carta o confesión desde vaya usted a saber, por lo confuso de su género debería entrar en un lugar también variado, como este. Es de un autor del que soy albacea sentimental premortem y debo darle salida.

Negociaré el permiso, ya que aunque sus trabajos van siendo ordenados desde lo que, como albacea, he dado en llamar Obres Disperses, no han sido publicados convencionalmente y él todavía no es conocido sino por un reducido grupo; entre tanto, no estaría mal que fuerais escuchando la música.

Por cierto, tengo entendido que te gusta Tom Waits: el 21 sale Orphans, con 56 temas. Pienso hacerme con él la próxima semana. Me es difícil ser pública y delictivamente más claro.

isobaras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
isobaras dijo...

Pues ya tengo ganas de leer ese relato. He escuchado Le Meteque y como no tengo más referencias, me pareció que la voz de Moustaki era la tuya. Fue divertido.

nán dijo...

te lo haré llegar, Isob, para ti personalmente. Es lo más digno de la literatura, la que se escribe realmente para las personas de una en una. Y posiblemente, esté donde esté, R.L.C. la escribiera pensando que serías una de ellas.