18 octubre 2006

UBUWEB: cumbre de los sitios sobre arte marginal y avant-garde

Estimados compañeros de blog, me presento: soy Gerardo de México, antiguo compañero de escuela de Miguel cuando estuvimos de interncambio en EEUU. Por ahora no publicaré un texto propio, sino que vengo a recomendarles algo que puede ser lo mejor que he encontrado en Internet en los últimos años, quizás en toda mi historia con Internet. UbuWeb es: "a completely independent resource dedicated to all strains of the avant-garde, ethnopoetics, and outsider arts" y no puedo recomendarlo lo suficiente. Sólo vean la sección de poesía conceptual, el archivo de mp3 (DISCOS COMPLETOS para bajar desde Derek Bailey hasta Dj Food, pasando por Alvin Lucier y Luc Ferrari), o el de cine y video, una amplia selección de trabajos salvajes--desde miembros de los Accionistas de Viena como Herman Nitsch hasta gente de Fluxus como Nam June Paik, más Man Ray, Buñuel, Dziga Vertov... Para regodearse en la vanguardia, no hay hasta ahora nada mejor en la red. No pierdan su tiempo, dejen lo que estén haciendo y conózcanlo.

6 comentarios:

Okr dijo...

Bienvenido...

nán dijo...

Bienvenido y gracias son las dos primeras palabras que me provocas con tu presencia desde México y tu regalo.
(No siempre, espero, será todo tan cariñoso, que nos aburriríamos).

He estado trasteando por Ubu y es impresionante. Esta mañana le decía a la amiga con la que tomo el primer café que empezaba a entender a esos personajes de las pelis y los libros que comprendes que entienden lo que pasa a su alrededor y en lugar de intervenir se largan a un sitio apartado. Pues parece que ahora uno puede irse a ese sitio lejos, que "podrá estar en contacto con todo"... pero sin que nada le toque.
Así que tu "regalo" lo veo como un peligro... hasta que el café de mañana me pille algo más animado.

¿Estás en DF? ¿Sigue habiendo infrarrealistas como los de los Detectives salvajes de Bolaño?

¡Qué país! Ya nos irás contando.

Gerardo dijo...

Okr: Gracias!

Nán: Gracias igualmente! Comparto la reflexión sobre los peligros de aquello que en México llamamos "clavadez", o sea el acto consuetudinario de clavarse, entendiéndose por esto al escape temporal o permanente al reino de la fantasía, la imaginación, el miedo, el deseo. Ya quisiéramos todos tener más tiempo para clavarnos. No en balde la novela inédita de mi amigo Pável, quien viene a cuento porque es de los últimos infrarrealistas del DF, se titulaba "Remontando la clavadez".

Apenas pueda escribiré un texto introductorio mío en el blog con datos geográficos y demás historias. Un abrazo.

Lara dijo...

¡No me puedo creer, Nán, que hayas leído Los detectives salvajes! Quiero decir, sí me lo puedo creer, pero qué alegría me ha dado. (No sé qué opinas de ella, pero bueno, sólo verla por aquí citada ya me ha provocado un par de saltos de altura.) (Dejé mi ejemplar a un amigo, si lo tuviese en la estantería ahora mismo metía un trocito y me estrenaba...)

¡Un beso, Gerardo!

nán dijo...

También yo salté y me sobresalté, Lara: hasta fue el motivo de mi regreso a leer poesía como si fueran narraciones. También yo le dejé el libro (¡ay, subrayadísimo!) a un amigo, que no recuerdo ya quién es. También a mí me encanta que te encantara.

De tu amigo Pávez, Gerardo, tendremos que ir sabiendo. No solo de ti.

De Ulises Lima, el amigo de Arturo Belano (Bolaño) que en realidad era Mario Santiago Papasquiaro (no estoy seguro de que el segundo apellido se escriba así, estoy en el curro escribiendo de memoria), el que como contó Bolaño una madrugada le atropelló un coche y "el coche se dio a la fuga mientras Mario se daba a la muerte", Internet tiene, fáciles de encontrar, un montón de poesías, algunas hasta recitadas por él.

Gerardo dijo...

Gracias, Lara. Un abrazote!